Según el Decreto 2207/95 exigido por la Junta de Andalucía, y posteriores Reglamento 852/2004 y Reglamento 1441/2007 es necesario la elaboración y desarrollo de un sistema de Autocontrol, específico para cada empresa, por parte de todos los establecimientos que de alguna manera se relacionen con la alimentación.

El Sistema de Autocontrol que debe implantar toda empresa del sistema alimentario, basado en la metodología HACCP (análisis de peligros y puntos de control críticos), permitirá identificar, evaluar y mantener bajo control los peligros que de forma significativa puedan afectar a la inocuidad de los alimentos que se producen o se comercializan.

Con el fin de cumplir dicha reglamentación, es necesario realizar un dossier en el que se indiquen los puntos críticos, así como las medidas correctoras (tanto higiénicas como analíticas), para evitar posibles contaminaciones. Es necesario rellenar unas tablas de control por una persona responsable del mantenimiento (Control de Tª de cámaras, Entrada y salidas de productos, Control de limpieza... etc).

AQUAFARMA 2000, además de realizar el Plan de Higiene o Sistema de Autocontrol, puede hacer Auditorías periódicas para verificar que todo esté funcionando correctamente y se subsanen las medidas correctoras que ayuden a mejorar la calidad en la empresa.

Además, ponemos a disposición de nuestros clientes la Verificación del Plan de Higiene: Servicios de toma de muestras tanto de superficies, como de manipuladores de alimentos y control ambiental del establecimiento, según las Normativas vigentes. También analizamos los platos ya cocinados según la Normativa vigente para cada alimento, así como las materias primas con las que se elaboran los platos que se sirven. La frecuencia analítica depende del tipo de establecimiento (minorista, restauración) y del volumen de alimentos que se dispensen o se sirvan al cliente en cada establecimiento.